Una vida sin electricidad

¿ Imaginas como sería tu vida sin electricidad

El Planeta nos entrega las condiciones para la habitabilidad que nos permiten buscar el desarrollo económico y el bienestar de las personas, un desarrollo económico que si no es sostenible no tiene mucho sentido. Cada vez nos volvemos más dependientes del suministro seguro, interrumpido y asequible tanto de vienes como de servicios. La electricidad es la principal fuente de energía que permite cubrir estas utilidades, en países desarrollados podemos dar por hecho que la disponibilidad de este servicio, pero en países como el nuestro es común que el suministro de electricidad se interrumpa por diversos factores, que como resultado provocan perdidas en en productividad y bienestar de las personas.

Los datos señalan que el crecimiento de la demanda de energética para el año 2040 estará directamente relacionado con el crecimiento de las ciudades y de su economía, estimando que el 70% de las personas vivirán en ciudades, representando el 80% del consumo de electricidad y el 75% de las emisiones de CO2.

En la actualidad nuestra condición climática es crítica y para el desarrollo sostenible es necesario que nuestra infraestructura de electricidad sea eficiente y totalmente limpia. De cierta forma la independencia energética es económicamente factible, permitiendo a los consumidores de energía disminuir la dependencia de los sistemas centralizados en energía, sistemas que en el caso de nuestro país corre grandes riesgos de quedar fuera de operación principalmente por factores ambientales.