Las comunidades de energía del futuro

El aumento de la demanda de energía esta directamente relacionado con el crecimiento económico., de acuerdo a las estimaciones de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), nuestro continente sufrirá un aumento aproximado del 80% en la demanda de electricidad al año 2040. En Chile, el aumento de la demanda de electricidad esta relacionado directamente con el crecimiento económico, la explosión de la calefacción eléctrica y el aire acondicionado, junto con la entrada de los autos eléctricos al parque automotriz

La infraestructura del mercado eléctrico deberá estar diseñada para garantizar y asegurar el suministro continuo a los usuarios del sistema, una de las tendencias de desarrollo en esta linea son las denomindas “Comunidades Energéticas”, estos sistemas energía eléctrica independientes permité a los consumidores de energía generar, auto consumir y vender su propia energía.

Una comunidad de energía son un conjunto de prosumidores (generadores y consumidores de energía) que de forma asociativa pueden generar su propia electricidad, auto consumirla o venderla a otros consumidores dentro o afuera de la comunidad de energía.

Los avances tecnológicos como el “Blockchain” han permitido el desarrollo de diversos proyectos de energía descentralizados, generando un gran avance al permitir la implementación de sistema de energía independientes que puedan garantizar y asegurar que las transacciones de energía son eficiente.

Una vida sin electricidad

¿ Imaginas como sería tu vida sin electricidad

El Planeta nos entrega las condiciones para la habitabilidad que nos permiten buscar el desarrollo económico y el bienestar de las personas, un desarrollo económico que si no es sostenible no tiene mucho sentido. Cada vez nos volvemos más dependientes del suministro seguro, interrumpido y asequible tanto de vienes como de servicios. La electricidad es la principal fuente de energía que permite cubrir estas utilidades, en países desarrollados podemos dar por hecho que la disponibilidad de este servicio, pero en países como el nuestro es común que el suministro de electricidad se interrumpa por diversos factores, que como resultado provocan perdidas en en productividad y bienestar de las personas.

Los datos señalan que el crecimiento de la demanda de energética para el año 2040 estará directamente relacionado con el crecimiento de las ciudades y de su economía, estimando que el 70% de las personas vivirán en ciudades, representando el 80% del consumo de electricidad y el 75% de las emisiones de CO2.

En la actualidad nuestra condición climática es crítica y para el desarrollo sostenible es necesario que nuestra infraestructura de electricidad sea eficiente y totalmente limpia. De cierta forma la independencia energética es económicamente factible, permitiendo a los consumidores de energía disminuir la dependencia de los sistemas centralizados en energía, sistemas que en el caso de nuestro país corre grandes riesgos de quedar fuera de operación principalmente por factores ambientales.